Cata de iniciación a las cervezas belgas septiembre

La última edición de nuestra cata de iniciación a las cervezas belgas la iniciamos, a pesar de las reticencias del sector supersticioso, con una 13 Pils, una cerveza de creación reciente, especialmente lupolizada sin filtrar y que, actualmente, se envasa también en lata, siguiendo las nuevas tendencias americanas.

 A continuación llegó la Troublette de la Brasserie Caracole que nos permitió, lentamente, adentrarnos en el mundo de las cervezas de trigo belgas.

Una vez superadas con nota estas dos cervezas nos sumergimos en el controvertido mundo de las cervezas lámbicas o de fermentación espontánea, un estilo que siempre comporta intensos debates y que normalmente, la primera vez generan un cierto rechazo. Y eso que para ilustrar el estilo escogimos nada más y nada menos que una extraordinaria 3 Fonteinen Oude Geuze.

Para calmar un poco los ánimos nos dejamos seducir por la Saison d'Erpe-Mere de De Glazen Toren que si no fuera por la Saison Dupont, sería el buque insignia del estilo.

Y, ¡para rematar! ¡Una Rochefort 8! En una cata de esta índole la presencia religiosa en forma de botella resulta inevitable. Algunos no tuvieron suficiente y se atrevieron con un sorbo de Rochefort 10.

Al final y, después de 2 horas y media, amplias sonrisas, ojos brillantes y discursos atropellados pero, sobretodo, ¡muy buen rollo!

Etiquetas: Trapista, Cerveza belga, Barcelona, Lambicus, saisonderpemere, saison, cata, rochefort, caracole, troublette, 3fonteinen, oudegeueze